Pinotxo, el corazón de La Boquería

En La Boquería, el que antaño fuera lugar de culto y referencia para todo gastrónomo que pasara por Barcelona y hoy venido a mera trampa para turistas (el 50% son puestos de take-away de fruta, zumos y batidos), uno puede encontrar un pequeño oasis entre tanta horda de curioso revoloteando. Esta diminuta barra, comandada por el eterno Juanito, tiene a gala ser una de las paradas con más solera de toda la ciudad condal.

image

Cita casi obligada de cientos de gastrónomos llegados de cualquier recoveco del globo, se ha convertido en uno de esos lugares de peregrinaje (con quizá más mística que realidad) a los que hay que ir al menos una vez en la vida.

image

En el Pinotxo no hay carta, sólo una pizarra y una barra/escaparate, escritas por los dictámenes de la estacionalidad y el mercado, marcan lo que hay para comer ese día. Y la oferta está básicamente dividida en dos frentes: producto -de primera- y guiso. Gambas, langosta, navajas, almejas, carnes rojas, butifarras, cabrito o setas marcan el primero y garbanzos monguetas, fricandós o cap-i-potas el segundo.

Quizá la bebida sea la parte más floja de esta casa, pero siempre es posible salvar la papeleta con algún vino de la zona, cerveza o el omnipresente cava básico de Torelló. Pero tengamos en cuenta que aquí se viene, sobre todo, a disfrutar de la cocina.

image

GARBANZOS CON BUTIFARRA Y PIÑONES. Uno de los platos emblemáticos del local. A pesar de ser un incondicional del garbanzo pedrosillano, en este caso, y aún siendo más grandes, se presentan mantecosos y sin resto alguno de hollejo. Magnífica la combinación con el dulzor de la cebolla, la raza de la morcilla y el punto crujiente de los piñones.

image

MONGUETAS CON CHIPIRONES. Alubias del Ganxet delicadísimas, mantequillosas, salteadas con unos chipirones minúsculos fresquísimos. Con muy poco se logra un plato genial. Lástima el derrape de crema de balsámico que no aporta absolutamente nada al plato.

image

CALLOS. Prescindibles. Desconozco si fue porque eran los últimos de la cazuela, los sirvieron sin apenas salsa ni chacina, y además la textura que presentaban era un tanto dura. 

En el tintero quedaron la cap-i-pota, el fricandó con setas, las gambas rojas…

Seguramente Pinotxo no sea la barra más glamourosa de Barcelona, ni la más cómoda, ni la más cool, ni en la que mejor se bebe, pero es, sin duda, la que más alma tiene.

PINOTXO

Mercado de La Boquería, puestos 466-470. La Rambla, 91

08001 Barcelona

Telf: +34 933 17 17 31

Web: http://pinotxobar.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s