Le Dragon, una dimsumería en Madrid

Con una estética muy hakkasiana, luces muy tenues, colores oscuros y música electrónica se presenta este local del ilustre grupo Café Saigon (Tse Yang y demás), uno de los pioneros en la restauración asiática -y más concretamente en la china- en Madrid.

Carta basada en una amplia variedad de dimsums (siumai, kuo tie, hakao, tsin kao y tsin pao) más algún entrante, carnes, pescados y arroces y pastas. Una oferta muy variada y a precios más que razonables. 

La carta de vinos, sin embargo, carece del interés de la de platos: clásica y con precios bastante subidos. Y a mi parecer, falta de referencias que casen con este tipo de cocina. Optamos por la cerveza Sapporo, correcta como siempre.

En este caso nosotros íbamos decididos a centrarnos en la parte de los dumplings rematando con algún principal para rematar la faena.

CLÁSICAS SALSAS: DE SOJA, PICANTE Y AMARILLA (llevaba toques de mostaza y ¿chile?). Muy buenas.

APERITIVO: TOFU EMPANADO EN SÉSAMO Y EDAMAME. Estas edamame (judías de soja) me recordaron inevitablemente al célebre aperitivo de DiverXO. Correcto amuse bouche.

PRESENTACIÓN DE LOS DIMSUM. Clásica, como en los restaurantes de Hong Kong, dentro de la vaporera de bambú.

AP YO YEKU KAO, DE PATO Y BOLETUS. Profundo sabor de la seta y el pato, perfectamente integrado. Muy buenos.

TSÚ YÓ PATSOI, DE CERDO, VERDURA PATSOI Y SETAS. Una masa no tan fina como sería deseable enmascaraba un poco el sabor de esta preparación, que sin estar mal, nos pareció la más floja de todas.

SATEY TSÚ YÓ, DE CERDO, SETAS Y UN TOQUE DE SATEY PICANTE. Los mejores, sin duda alguna. Una carne de cerdo con un sabor rustido muy profundo, como de piel de cerdo muy asada. Brutales. Para comer por docenas.

XINHA TAITSI, DE GAMBAS CON VIEIRAS A LA PLANCHA. Sin ser nada especial era una preparación correcta con una masa fina y ligera.

LONGHA UTSI, DE LANGOSTA, JENGIBRE Y HUEVAS DE PEZ VOLADOR. Buen sabor de la langosta y la textura que aportan las huevas de pez volador en boca, deshaciéndose incluso una vez pasado el bocado.

PATO CRUJIENTE. Servido con crepes, puerro, pepino y salsa Hoisin. Espectacularmente crujiente en boca y con la carne jugosa, un hecho nada común en este tipo de establecimientos.

El resto de complementos para el pato.

Si bien es cierto que echamos en falta una mayor ligereza en alguna de las masas, el resultado general es más que aceptable. Si a eso le sumamos una RCP ajustadísima, estamos ante uno de esos sitios que todo aficionado a la cocina asiática en Madrid debe visitar.

Para repetir muy asiduamente.

LE DRAGON

Calle de Gil de Santivañés, 2  

28001 Madrid

Telf: +34 91 435 66 68

Web: http://www.cafesaigon.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s